Para ser exitoso hay que ser altamente responsable.....

miércoles, 3 de agosto de 2011

¿QUÉ SIGNIFICA VIVIR EN COMUNIDAD?

Por José Eduardo Orozco.


Muchas son las acepciones que se derivan del término comunidad y de las tantas existentes seguidamente presentaré algunas de ellas que nos vienen de la Real Academia Española:
  1. Conjunto o asociación de personas o entidades con intereses, propiedades u objetivos comunes: comunidad de vecinos
  2. Bienes o derechos que son propiedad de varias personas: comunidad de bienes.
  3. Forma de vida en común, basada en la existencia de bienes comunes.
  4. Cualidad de lo que es común o perteneciente a varios.


 Un detalle importante en las definiciones anteriores, es que en todas subyace un denominador común que gira en torno a: cosas que son de todos, intereses comunes y/o pertenecientes a varios.
Lo que si queda claro es que, para “vivir en comunidad” se debe cumplir con ciertos requisitos que son tremendamente indispensables y que sin ellos definitivamente, no será posible alcanzar el objetivo que se persigue siendo uno de ellos: los Valores y más allá, saber que significan, estar en sintonía con ellos al punto que, todos los interesados deberían ser modelos de vida para su propia comunidad.
Abordar el tema de los valores o, involucrar estos principios, es entender que son los rectores de la personalidad de las familias, comunidades y sociedad; es convertirlos en cultura de vida para cada uno de los integrantes de un determinado grupo social porque de lo contrario, caeríamos en un mal que sufren actualmente muchos como lo es la incongruencia o incoherencia es decir: hablar pero no vivir como hablamos, y en atención a este aspecto, mucha gente habla de respeto o responsabilidad pero, en su vida cotidiana no expresan con su conducta o desempeño tales aseveraciones.
Parte del fracaso por el que atraviesan algunas comunidades de hoy radica precisamente, en que sus integrantes: propietarios, dueños o habitantes en general, no han puesto en práctica los valores como sus regentes de vida y por ende, no han podido descubrir ni disfrutar de los grandes beneficios que estos ofrecen, y en cambio lo que a diario conocemos y vivimos son consecuencias que dejan las malas conductas producto de insanos comportamientos o lo que se exhibe como por ejemplo:
·         Bravuconerías.
·         Gritos e insultos de quienes se creen dueños de una determinada propiedad.
·         Implementación de formas de vida alejadas de los buenos modales y más allá, de la Moral y las buenas costumbres.
·         Incumplimiento de las responsabilidades económicas adquiridas.
·         Irrespeto de los Reglamentos Internos que rigen las entidades.
·         Actitudes grotescas, irrespetuosas y alejadas de la decencia.
·         Protestar o no estar de acuerdo con lo que se diseñe para beneficio de todos.
·         Querer saber más que los demás.
·         Estar por encima de las Leyes, normas y reglamentos.
·         Dárselas de bravo.
·         Irrespetar y humillar al personal que labora hasta en su propia comunidad.
Es decir, gentes que han convertido el abuso en derecho adquirido y que “cuando aparecen” es para protestar, discutir o, insultar a quienes hacen o trabajan por su propio bienestar.
No cabe duda que todo lo anterior puede cambiar cuando, implementemos un cambio de actitud y, que luego de una profunda reflexión y valoración de la gente y de las cosas comencemos a:
   1.      Actuar de manera respetuosa para con nuestros vecinos y empleados.
   2.      Exhibir Decencia en nuestra manera de comportarnos.
   3.      Responsabilidad para con los compromisos económicos adquiridos.
   4.      Ser humilde a pesar de tener todos los reales del mundo o, los títulos académicos que soporte una pared.
   5.      Respetar los Reglamentos Internos que rigen las comunidades.
   6.      Valorar la participación como forma de ascenso social.
  7.      Y fundamentalmente, EDUCAR a nuestros hijos desde el Amor y hacerlos entender que, quienes están integrando su familia, comunidad y nación, esperan recibir respeto y buenos modales.
Desde la humilde experiencia de vida puedo asegurar que, la crisis por la que atraviesa Venezuela no es política, ni económica; definitivamente es Moral y tal aseveración se sustenta en el hecho que, “cuando la gente hace del abuso un derecho adquirido y pretende hacer lo que le da la gana”, difícilmente encontraremos el camino hacia un mañana mejor.
Nunca nuestro país había enfrentado una realidad social tan contraria a los sueños y aspiraciones más elevadas de los seres que habitan este maravilloso pero, maltratado territorio y es entonces cuando debemos EDUCAR con el ejemplo a nuestros hijos y ser garantes de los buenos modales.
Quienes sean padres de familia, deberán valorar más a sus hijos y “configurarlos para el éxito” a través del ejemplo y de buenas y sanas enseñanzas.
En la canción de un reconocido canta - autor centroamericano como es Rubén Blades dice: “Amor y Control” y el futuro de una nación se gesta en los verdaderos hogares, de lo que se desprende que, los padres son los únicos artífices de los ansiados ciudadanos responsables, decentes y respetuosos. He allí el verdadero reto que nos tocará enfrentar y donde la pregunta: ¿qué hijos voy a dejar a esta nación? Será la que debemos formularnos yresponder. Esta nación hace un llamado a todos los que la ocupan y responder a este clamor es urgente:
“DEMOS LO MEJOR DE NOSOTROS EN LA MISIÓN QUE NOS HA ENCOMENDADO DIOS NUESTRO SEÑOR Y NUESTRA VENEZUELA”
                                                                                                           Gracias Gracias por tu tiempo.

9 comentarios:

  1. Para vivir en comunidad como bien es cierto lo que dice el artículo lo fundamental es saber vivir;teniendo claro que dentro del hogar deben establecerse ciertas normas y valores fundamentales que garanticen la convivencia entre los individuos, partiendo del respeto, tolerancia y solidaridad entre las personas como patrón de conducta que permitirá poder vivir en armonía, contribuyendo así a solventar un poco la grave crisis moral que enfrenta nuestro país. También es necesario que la educación es valores sea un factor integral desde la infancia tanto en la familia, como en la escuela y la comunidad para que la generación del futuro que hoy se está levantando valore la necesidad y la importancia del saber vivir compartiendo armoniosamente dentro de un grupo para alcanzar un adecuado bienestar social.(Elizabeth Burgos, sección B23)

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. La comunidad es la extensión de la familia, la familia representa el núcleo básico de la comunidad. La formación del ciudadano para vivir en comunidad, nace de su formación inicial en la familia. Ahí se forja el ciudadano, su conducta y su integración o no a la comunidad depende de su formación como individuo dentro de la familia, en el hogar. Somos los padres los llamados a preparar a nuestros hijos y demás integrantes de nuestros hogares para vivir en nuestra pequeña comunidad, con ello garantizaríamos la correcta integración de nuestros miembros a la comunidad externa, a la comunidad mayor. Para ello debemos inculcarles valores espirituales que inspiran la conciencia y la mentalidad de aquellos que sirven a fin de crear un modo de vida mejor.
    El Amor a la Verdad—esencial para una sociedad justa, incluyente y progresista
    El Sentido de la Justicia—el reconocimiento de los derechos y necesidades de todos;
    El Espíritu de Cooperación—basado en una buena voluntad activa y el principio de las rectas relaciones humanas;
    El Sentido de la Responsabilidad Individual—con respecto al grupo, la comunidad y los asuntos nacionales;
    El Servicio al Bien Común—mediante el sacrificio del egoísmo. Sólo lo que es bueno para todos es bueno para cada uno de nosotros.
    (Moraima Salazar sección B23 USM)

    ResponderEliminar
  4. Como bien es cierto vivir en comunidad no es sencillo, ya que existen ciertas normas y reglas que no son cumplidas, o por lo menos no de la forma correcta. Hoy en día los venezolanos han perdido los valores, el sentido de pertenencia y principios, lo cuál son factores muy importantes para que el convivir se realice de manera amena. Como se menciona en el artículo anterior, la situación en la que hoy nos encontramos no es culpa de la política, sino culpa de la pérdida de conciencia, respeto y tolerancia por nuestros semejantes. Es importante resaltar que la familia y el hogar son los entes principales y más importantes para que nuevamente retomemos nuestra cultura, educación, valores, principios morales para hacer de Venezuela un lugar mejor. Si cada persona aporta un granito de arena para la mejora de los puntos expuestos, aseguraría que nuestro país tendría resultados fructíferos y beneficiarios en todos los sentidos y aspectos. (Indira Hernández; Universidad Santa María, sección B23)

    ResponderEliminar
  5. Si vivir en comunidad es la forma de vida en común, basada en la existencia de bienes comunes, es raro ver como hoy en dia las personas no tengan el minimo sentido de lo que es vivir asi. Las primeras normas de convivencia se aprender en el hogar, al seguir las normas y deberes que nuestros padres nos imponen en casa; ahora bien, si los hogares hoy en dia estan deteriorados, dificilmente se puede llevar a cabo una excelente convivencia, esto se debe a la falta de valores, etica humanistica y principios morales que desde pequeños se nos debe inculcar en casa y escuela. Y es por ello, que cada uno de nosotros debe aportar de manera positiva un cambio en la sociedad, empezando por educar a las nuevas generaciones de nuestro pais. (Carmen Chapeta. USM. Seccion B23)

    ResponderEliminar
  6. Vivir en comunidad es una forma de vida en común que sería ideal si cumplieramos unas series de normas para vivir en armonía bien es cierto y notorio que no es así ya que nuestra sociedad se ha ido deteriorando y es ahi donde los antivalores son reflejados ya que en los hogares venezolanos en su gran mayoria le restan importancia y no se inculca el respeto hacia los demás porque es en el hogar donde debe iniciar este proceso,si como padres no regamos esas semillas que son nuestro hijos con respeto,amor y sobre todo mucha educación estamos contribuyendo al deterioro de la sociedad;debemos proponernos un cambio, pero un cambio de fondo no de forma y valorar a nuestros vecinos,amigos,jefes alumnos y familiares con el debido respeto que merece toda persona y sobre todo con amor hacia el projimo, lograremos vivir en comunidad esa comunidad armoniosa que necesitamos con tanta urgencia para acabar con el flagelo de la violencia que dia a dia opaca nuestra amada venezuela

    ResponderEliminar
  7. Para mi vivir en comunidad es relacionarse armaniosa y respetuosamente con las personsas que comparten un entorno, pues bien partiendo de esto es preocupante notar que en nuestro país los factores antes mencinados se han visto cada vez más aislados de nuestra realidad siendo el irrespeto, el atropeyo, la falta de solidaridad y poca sensibilidad los aspectos que protagonizan nuestra sociedad actual, ciertamente soñamos con un destino distinto para nuestros hijos pero ese destino esta en nuestras manos ya que esta nación requiere una inyección intravenosa de valores que partan desde la familia, fomentados de padres a hijos desde el mismo momento de del nacimientos, que esos valores se conviertan en un modelo de vida. La realidad venezolana requere urgente el despertar de un pueblo que asuma los altos grados de agresividad que vivimos y que desde los hogares resucitemos los buenos modales, la buenas costumbres, el sentido del apoyo y la ayuda mutua y de esta manera logremos el buen vivir y el país que meredcen nuestros hijos para que serelaciones con un con sentido de la moral.

    ResponderEliminar
  8. Vivir en comunidad es comunicarse, respetarse, aprender a hablar con todas las personas de la sociedad. A través de la comunicación los padres educan a sus hijos, los enseñan a recibir y dar afecto, a través de ella, aprenden a expresar sus necesidades materiales y afectivas y a vivir los valores comunicados por sus padres. (Damarys Subero sección B23)

    ResponderEliminar