Para ser exitoso hay que ser altamente responsable.....

jueves, 4 de agosto de 2011

¿A qué llamamos “El Encuentro con los Valores”?

“La inteligencia es el regalo de Dios a los hombres. Usarla es de sabios, enseñar a usarla es de Maestros”
                                                                                              José Eduardo Orozco.

¿A qué llamamos “El Encuentro con los Valores”?

Desde hace aproximadamente dos años y medio, nace como respuesta al traumático y largo desgaste social que se vive en nuestro país, una iniciativa a la que se le dio el nombre de “Encuentro con los Valores”.  No se trata de una clase de valores, ni un cine -foro o, en el mejor de los casos un taller; el objetivo que se pretende lograr a través de la actividad es, ubicar a los participantes frente a sus propias realidades y necesidades de superación, es decir que, luego de “vivir” tal experiencia, dentro de las múltiples opciones que existen para salir adelante, hay una que nos permitirá entender que, “todo lo que deseamos para nosotros, nuestras familias y sociedad, debemos hacerlo sin esperar  que venga alguien y nos diga que hacer”.


Hablar de Valores es entrar a un mundo en el que convergen de manera perfecta parámetros que modelan la personalidad de los individuos y más allá, el de las sociedades. Son los rectores de las buenas conductas y de asumirlos o convertirlos en cultura de vida, estaríamos construyendo en consecuencia, el camino de las soluciones a los problemas que nos aquejan.
    
 En la actualidad, muchos son los que a través de los medios de comunicación y otras vías, se refieren a los valores en largos discursos y presentaciones pero, sus actitudes o comportamientos distan de sus disertaciones, estableciéndose así lo que llamamos incoherencia, incongruencia y desde luego divorcio entre lo que se dice y lo que se hace.

     Tenemos muchos problemas por resolver, y si queremos dejar a quienes vienen después de nosotros un país lleno de oportunidades, entonces, debemos trabajar para alcanzar tan preciada meta y muy especialmente padres, representantes, maestros, gerentes empresariales, líderes y todo aquel que sea capaz de entender y valorar la oportunidad que le brinda la vida, una institución, la  sociedad y el momento histórico para trascender en los hijos, alumnos y empleados pero, como nadie da lo que no tiene, se hace urgente una toma de conciencia a todo nivel, que vaya acompañada necesariamente de un cambio de actitud como primer paso en el propósito de asumir con verdadero ahínco, la  Misión de vida que nos toca cumplir a quienes formamos parte de empresas, organizaciones y fundamentalmente las orientadas a educar, que más allá de instruir, deberán fundamentar sus esfuerzos en educar para la vida y la sociedad, razón por la que debemos convertir docentes en maestros y jefes en verdaderos gerentes.

     Un hecho preocupante es el siguiente: docentes que se limitan a dar clases y hoy día vemos con enorme preocupación que ya muchos ni eso hacen, y es la razón por la que existen niños y jóvenes estudiantes pasan de un nivel educativo a otro con grandes carencia de conocimientos, lo que se traduce en enormes frustraciones del niño y desde luego a las familias.

     En el campo empresarial la situación no dista mucho de las áreas abordadas por ejemplo: las inversiones que se hacen para presentar a posibles clientes una imagen institucional que, cuando los interesados “cautivados” por la publicidad acuden a los sitios indicados, son muchas las sorpresas y decepciones que viven dado que, lo que les presentan no se acomoda a la realidad, la respuesta?; está precisamente en que no existen niveles de compromiso, empatía ni sentido de pertenencia, es decir que,   “si los empleados no se casan” con la misión de la organización, definitivamente se perderá no sólo la inversión, sino que difícilmente esa organización  se mantenga  en  el  futuro.
    
   Si se desea superar obstáculos y definir un mañana mejor y con más y mejores posibilidades de éxitos, se deberán imprimir importantes esfuerzos que permitan ubicar al personal, no sólo en su importante desempeño, sino también, en el contexto empresarial y más allá, en el social, es decir, que éstos asuman nuevas actitudes que lo sitúen en el momento histórico actual.
   
   A modo de conclusión podemos adelantar que, se hace necesario educar y educar con el ejemplo, labor que corresponderá a los gerentes y a todo aquel que tenga el privilegio de estar al frente de un personal, de lo contrario, estaríamos fortaleciendo lo que desde hace muchos años comenzó a tomar cuerpo para ahora llamarse el gran fracaso educativo nacional; y al referirnos a ese tema no debemos dejar a un lado estadísticas que nos señalan que, “hay muchos profesionales pero pocos de ellos son buenos ciudadanos”; estamos hablando entonces de, gentes que fueron formadas para una profesión pero no para la vida o la sociedad, y como prueba contundente de este lamentable hecho tenemos, personas que caminan o circulan por la vía sin respetar señales de tránsito, luces de un semáforo o,    que  ensucian calles  o  avenidas  lanzando desperdicios de toda naturaleza.

     Estamos en presencia de una terrible situación en la que el abuso se ha convertido actualmente en derecho adquirido y por ende, cada quien se comporta como quiere o, hace lo que le place aunque sea un “profesional” y una de las raíces de ese problema se ubica precisamente allí, en que creamos bienestar pero, en el proceso de formación de ese individuo que involucra: el hogar, la escuela y la sociedad, nos olvidamos del bien ser y del fondo de valores que debe tener un ser humano, razón por la que tal individuo no se comporta como verdadero ciudadano.

     Basta con hojear las páginas de un diario de circulación nacional o regional, para saber lo mal que estamos en materia de seguridad, salud o educación y la pregunta que entonces salta a la vista es: ¿qué hacer para superar todas esas situaciones?

     “El Encuentro con los Valores” podría ser una opción ante las muchas existentes pero, defendemos nuestra posición al sostener que, los resultados hasta ahora obtenidos en nuestros encuentros con docentes, padres y público en general a lo largo y ancho del territorio nacional, nos llenan de optimismo y esperanzas al saber que, no todo está perdido y que sólo falta “motivar” a los escultores de ciudadanos para que cumplan esa valiosa misión histórica que reclama la nación. Autoestima es la clave, seguida muy de cerca por el compromiso y entusiasmo que podamos imprimir a esa maravillosa labor.
    
Padres, maestros, empresarios y en general toda la sociedad, deberán establecer acuerdos y definir acciones que conduzcan al establecimiento de alianzas estratégicas factibles y pertinentes de llevarse a cabo para que, como producto de esos esfuerzos, tengamos los ciudadanos que clama Venezuela.
    
La Federación Venezolana de Maestros, la Fundación para el Desarrollo Integral del Maestro  FUDEIM,  el  Circuito  Actualidad  de  Unión  Radio  a  través  del  programa   “De Educación y Algo Más” que me privilegia producir y  conducir, conjuntamente con la Dirección de Post – Grado de la Universidad “Santa María”, convencidos que, una  educación en valores  es  el  camino, se han involucrado y comprometido con esta misión.

     Finalizo invitándoles a llevar “El Encuentro con los Valores” a su institución  y  vivir  la  experiencia  con  sus  buenas  consecuencias.

“Para sacar a Venezuela adelante todos somos indispensables”

Atentamente,
M.S.c. José Eduardo Orozco.
Productor y Conductor del Programa: “De Educación y Algo Más”
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada